20 diciembre 2008

The (International) Noise Conspiracy. Heineken, Madrid

Sonic Wave Magazine
Rafa García-Moreno

Confesaba Dennis Lyxzén que “Armed Love”, su anterior trabajo, era un puzzle de piezas sueltas creado en un ambiente bastante enrarecido en el seno de la banda. Curiosamente en directo, las canciones contenidas en este disco, son las que lograron agitar con más convicción al público madrileño. El irregular “The Cross of My Calling” despuntaba ocasionalmente (“I Am the Dynamite”, “Washington Bullets”, “Hiroshima Mon Amour”) pero sin terminar de cuajar. Dennis, malabarista del micro, desplegó sus mejores armas aspirando a sacudir a la audiencia: baile con reminiscencias de Roger Daltrey, Michael Jackon e Iggy Pop; patadas voladoras; puños en alto, saltos, incluso bajó a la platea para bailar con el público. Pero todo ello no fue suficiente. Su actuación se puede calificar de sosa y apagada en contraste con anteriores ocasiones. Hasta sus discursos entre canción y canción, otrora largos y con fuerte carga ideológica, brillaron por su fugacidad, sostenidos en vagas y manidas alusiones a Obama, referencias a Jesucristo o Charles Manson. No hubiera estado mal hablar de la convulsa situación griega, los problemas racistas en Almería o la enquistada realidad del Sahara, por citar algún ejemplo contemporáneo. Hora y cuarto de actuación precedida por los barceloneses It’s Not Not, que pese a que su cantante no se encontraba en plena forma, como reconoció en la tercera canción, desplegaron un ameno set de media hora amparado en postrock y emocore.