14 junio 2008

Lula, sentimiento cósmico


Sonic Wave Magazine - Rafa García-Moreno
Hasta hace poco más de un año, el termino Lula era vinculado irrefrenablemente con el actual presidente de la República Brasileña; un videojuego erótico para PC, donde la protagonista, Lula, mujer inteligente y sexy, productora de cine erótico, tiene la misión de salvar a sus actores preferidos de unos secuestradores; o un termino portugués que traducido al castellano significa “calamar”. Una nueva acepción emerge con fuerza, dotando de mayor significado a este peculiar vocablo. Nos referimos al trío de Castellón liderado por Patrizia Escoin. La fuerte personalidad y singularidad de su música, junto a la experiencia y actividad atesorada por su vocalista en las ultimas décadas, puede verse como el eslabón que sirvió para conectar el pop pegadizo y comercial, con los sonidos de la nueva ola y el descaro punk. Su estilo, rabiosamente personal y sin concesiones, se despliega a lo largo de una trayectoria de enorme coherencia desde que se publicaron sus primeras canciones, bajo la denominación de Romeos, hasta hoy en día. Aunque su obra resiste las etiquetas, puede ser definida con claridad como una certera fotografía de la realidad, convirtiendo la vida cotidiana, sus atmósferas y personajes en el núcleo de su inspiración y filosofía creativa. La seductora presencia de Patrizia, parapetada siempre por los imprescindibles Felix y Adela, reaparece nuevamente tras ese imprescindible debut titulado “Zapatos Nuevo”, y lo hace, doce meses después, con “El mundo está temblando”, un disco repleto de guiños punk y power pop que te deja con ganas de mucho más.

Lo primero que llama la atención de vuestro segundo disco es el contraste de la portada respecto al anterior trabajo, Zapatos Nuevos.
Pasamos de tonos claros y blancos al negro más absoluto y rotundo.
Teníamos claro que queríamos algo distinto, pero que a la vez tuviera una continuidad con “Zapatos Nuevos”. Me gustaba la idea de un sitio oscuro y foto con luz tipo flash, un sitio pequeño que diera un poco de agobio. Decidimos probar en el cuarto de baño, con azulejos negros, de Spoonful en Castellón. Volvimos a contar con De la Rosa para las fotos, porque nos gustó mucho su trabajo en el anterior disco y comprendió a la perfección lo que buscábamos, nos parece un fotógrafo genial y admiramos toda su obra. En un principio queríamos subir por la pared hasta el techo y aguantarnos con las piernas en las paredes, como si fuera un terremoto, pero fue muy difícil. También hemos vuelto a contar con el diseñador Eli Tersse, que ha hecho un trabajo fantástico.

En lo musical, continuáis con la línea del anterior trabajo, es decir, power pop y punk a mansalva.
Queríamos continuidad. En lo referente a nuestro estilo, tengo claro que no hemos inventado nada pero hemos conseguido un sonido propio, aunque suponemos que las etiquetas son inevitables. No me siento muy cómoda si las ponen. Estamos cómodos haciendo lo que hacemos, además “El mundo está temblando” es un disco que sale justo un año después de “Zapatos nuevos”, era un reto para nosotros sacar el nuevo disco en doce meses. Los temas nuevos que íbamos componiendo los añadíamos al repertorio en directo, casi todos estaban estrenados antes de entrar a grabar con Coky. Por ello es un disco muy de directo. Con Coky en el disco anterior ya estuvimos muy cómodos, se involucró al máximo y nos ayudó muchísimo con la tarea de producción. En este segundo hemos estado en Rockaway Studios como en nuestra casa, eso es algo difícil de conseguir en un estudio. Además, grabar en tu ciudad, ayuda mucho. Yo he grabado siempre fuera y esta nueva experiencia me gusta. Es curioso, Coky lleva un montón de tiempo tocando en diferentes grupos de nuestra ciudad (Shock Treatment, Depressing Claim, Vincent Von Reverb...) y nunca habíamos coincidido. Nos conocimos con el disco anterior. El toca con Los Reactivos, junto a Tomás y Luis, que han colaborado también en nuestro trabajo metiendo coros, guitarras y batería. Ensayamos puerta con puerta y hay muy buen rollo con ellos.

¿El titulo hace alusión a los convulsos tiempos que vivimos y a la celeridad con la pasa el tiempo?
Si, pero a la vez también me refería a lo que habla la canción, a la sensación que tienes cuando te enamoras y lo sientes todo como algo cósmico, muy a lo grande. En realidad es solo química, pero es una de las mejores sensaciones, esa en la que el mundo tiemble solo porque amas a alguien y, a la vez, alguien te ama.

Veo una ruptura temática en lo referente a las relaciones de pareja: menos efímeras y carnales, como si hubierais encontrado el amor estable y verdadero.
Suelo hablar de mi vida en las letras y en “Zapatos Nuevos” mis relaciones eran así. Estaba bastante quemada con los hombres y salía de una ruptura fatal. Estaba jodida, pero fuerte a la vez. Me interesaba hablar y contar relaciones tortuosas y encuentros sexuales fortuitos y etílicos, que es lo que buscaba y solía hacer. Hacer “Zapatos Nuevos” fue una cura de autoestima al poder cantar a todos mis amantes que me importaban una mierda. En “El mundo está temblando” me vuelvo a rendir a veces al amor y puedo querer al hombre individualmente y no odiarlo en general. De ahí el titulo del disco, y que vuelva a dedicar canciones de amor confiado o que pida perdón, como en “Di lo peor”, aunque en otras como en “Lo que hay”, “Fan fatal” o “Silvia” siga luchando.

Continuáis incluyendo innumerables referencias culturales. Henry Miller era reivindicado en vuestro anterior disco, ahora pasáis sin problemas del comic (Minie) al cine (Berlanga, Marilyn), por poner un ejemplo.
Suelo hablar de las cosas que hago, que siento, que escribo, que leo, que veo... Busco cotidianeidad, no grandes temas, pero si que sean creíbles y que en principio tengan una importancia y un significado real en mi vida. Releo a Henry Miller todas las primaveras desde que era adolescente. Es algo que me hace encontrarme conmigo misma, es como decir nada ha cambiado, otra vez aquí los dos solos. Su visión de la vida, su egoísmo, su individualismo me ayuda mucho a superarme. Me encanta su lenguaje, esa forma de decir cosas profundas para, un segundo mas tarde, hablar de lo mas burdo. Puedo pasar de Henry Miller a Minie sin ningún problema. Para nada voy, ni puedo ir, de intelectual, para mi leer es como ver la televisión: leo de todo, tal como cae en mis manos, cuando tengo tiempo. Por cierto, el Berlanga que nombro es el hijo, no el padre.

También dedicáis un tema a “Crash”, película dirigida por David Cronenberg.
Si, es una película que me chocó mucho cuando la vi en el 96. Siempre quise hacer una canción sobre ella y lo intenté mas de una vez, sin éxito, puesto que es un tema complicado para una letra. Que se llegue a tal punto de darse ostias con un coche, para excitarse, me parecía muy gracioso, pero a la vez alimentaba mi morbo, y el final de la película, en el que todos los acontecimientos hacen que el matrimonio vaya mejor, te da que pensar. No me gusta amoldarme en mis relaciones y perder el “feeling”. Hay que luchar día a día, creo que hay que ponerse a prueba, aunque a mi no me hace falta tanto.

Tampoco faltan alusiones a la moda y la forma de vestir
La gente dice mucho con su forma de vestir, aunque también se le da demasiada importancia a la ropa y a estar a la ultima. Hay demasiados estereotipos y prejuicios. Siempre me interesa observar a la gente como viste, me gusta la gente que va a lo suyo, auténtica y fiel a su estilo, resistiendo al paso del tiempo. Me encanta el fetiche y pequeños detalles, sobre todo los zapatos.

La letra de “Silvia” dice “en el fondo es solo sexo, no es amor lo que mueve el mundo”. ¿Piensas que realmente es así?
Bueno, mi Silvia no encuentra a la persona adecuada y además escoge siempre mal, es algo muy frecuente. La verdad es que muchas veces creo que el sexo es lo mas importante, que causa estragos en la gente y que mueve el mundo. En realidad es el poder y el dinero quien lo hace. Creo que el mundo iría mejor si nos dedicáramos más a follar que otras cosas.

Lucinda sigue siendo vuestra casa discográfica, pero también aparece la etiqueta Subterfuge y Universal en la contraportada.
Nuestro sello sigue siendo Lucinda Records, aunque ahora está asociado con Subterfuge y la distribuidora es Universal. Nosotros estamos muy optimistas en este nuevo proyecto, de hecho hay muy buen rollo con Carlos Galán desde siempre. Subterfuge aporta su infraestructura comercial, pero el tema artístico, la promoción y el management siguen siendo cosa de Lucinda.

Tanto Zapatos nuevos como “El mundo está temblando”, han sido editados en la misma fecha, 14 de febrero.
Zapatos Nuevos salió el 14-F de 2006 por casualidad, de hecho iba a salir a primeros de febrero pero se retrasó y en El Diablo (la anterior distribuidora) nos adjudicaron el 14. A finales de verano de 2006 vi que teníamos suficientes canciones nuevas para lanzarse otro disco, y lo planificamos todo, esta vez deliberadamente, para sacar “El mundo…” el 14-F de 2007. Por una parte, debido a la pequeña satisfacción de publicar otro disco justo un año después, y por otro lado, también por las connotaciones de la fecha. Ya sé que San Valentín, el día de los enamorados, es una cursilería más propia del Corte Inglés que otra cosa, pero también tiene su gracia, y es una fecha fácil de recordar. Aparte, además de esas letras que a veces pueden ser tan crudas, en Lula creemos en el amor. Eso si, ya que nos hemos puesto, esperamos sacar algo nuevo el 14-F de 2008. Si no es un álbum, será un single o una nueva colección de camisetas… Siempre he pensado que los grupos deben publicar discos cuando tienen algo que decir y cuando están en forma, no necesariamente uno al año o cada dos años.

Patrizia, con la perspectiva que da el tiempo, como valorarías tu paso por Romeos
Es parte de mi pasado, pero es cierto que no me gusta vivir de otras épocas, ni la nostalgia, ni los revivals. Con Romeos era joven e inexperta, vino todo rodado y no estaba preparada. La verdad es que hicimos un disco estupendo, tocamos mucho, vendimos discos, fui feliz, tengo muy buen recuerdo de aquella época. Por otra parte, Romeos ha pesado mucho sobre mi, me ha costado deshacerme de ello y que la gente me vea ahora como cantante de Lula, que tiene otra cosa que ofrecer, pero lo he conseguido, estoy en paz y agradecida por todo lo que viví y aprendí que en realidad me ha hecho ser lo que ahora soy.

¿Qué has hecho desde la desaparición de Romeos hasta Lula? Me consta que has formado parte de varios grupos como fue Belfast
En el 96 salió el último disco de Romeos, “Sin Conexión” y aunque fue un disco que trabajamos muchísimo, el grupo ya no estaba en muy buena forma. Teníamos dos miembros en otra ciudad, además la compañía no entendía hacia donde queríamos ir y fue un desastre. Decidimos dejarlo. Pedro y yo seguimos haciendo canciones que grabábamos en casa y nos ilusionamos mucho con el nuevo proyecto: Belfast. Sobre todo yo porque empecé a componer y tocar, y eso me dio nuevas fuerzas para seguir, aunque no hicimos más que unas maquetas y tocar por los alrededores.

Inevitable no mencionar a Pedro López
Pedro fue el bajista y compositor de Romeos, una persona clave en mi vida. Además de la canción “Dee Dee y Marilyn”, el disco va dedicado a él. Es una decisión de los tres porque tanto Adela como Félix eran también íntimos de Pedro. Él me enseñó todo, yo era una niña cuando lo conocí, fue mi compañero durante dieciséis años, era un gran compositor. Ha sido una gran pérdida y un durísimo golpe para mi. Hice “Dee Dee y Marilyn” a los quince días de su muerte y sé que es dura y precipitada, pero fue una necesidad vital, no podía hacer nada más. Ahora trabajamos en un recopilatorio de Romeos, saldrá con Lucinda en breve, estamos muy ilusionados. Es un proyecto que teníamos desde hace tiempo y que a él le hacía mucha ilusión. Es muy triste que no lo vea, pero me hace sentir mejor, y creo que a la gente le gustará.

Muy buena noticia ese recopilatorio de Romeos
La idea del disco de Romeos surgió de Subterfuge, más o menos hace un año. Es un tipo de disco que ya han hecho muchas veces, con otros grupos ya desaparecidos, recopilando canciones e imágenes, pidiendo los permisos correspondientes, etc. A mí me parecía una idea fantástica. Estaba previsto que saliera en otoño de 2006 y se iban a hacer algunos conciertos reuniendo a los Romeos, pero en junio murió Pedro y se paralizó todo. Dejamos pasar el tiempo, y a finales de año, empezamos a trabajar con el segundo de Lula, mientras Subterfuge estaba con otros lanzamientos importantes. Le he pasado a Vicente, responsable de Lucinda, una selección de temas de los tres discos publicados por Romeos. Poco a poco lo estamos preparando, el arte y el diseño tienen que quedar muy bonitos. Este tipo de discos tienen que ser especiales, con fotos y textos interesantes. Queremos que esté publicado el próximo otoño, haremos alguna presentación y quién sabe si algún concierto. Por cierto, Romeos es uno de los pocos grupos de su época de los que no se ha reeditado nada y sus discos son inencontrables, sobre todo el tercero.

Y para finalizar quiero preguntar algo que me intriga dentro del negocio de la música. ¿Como es compartir tantos momentos juntos, viajando, actuando, grabando...?
Creo que de lo mejor de tocar en un grupo es compartir tu vida con ellos. Los veo más que a mi familia, conocen todo de mi y yo de ellos, compartimos deudas, penas, esfuerzos, fiestas, montamos juntos, tocamos juntos, recogemos juntos, vamos en la furgoneta kilómetros y kilómetros. Ya sabes, es difícil encontrar gente que quiera lo mismo que tú, es duro rular si no te gusta de verdad, no se sabe cuanto va a durar pero mientras dura esa conexión es cojonudo.