22 diciembre 2007

The Pauls, brillante espontaneidad

29.Abr 2007 10.25 - Sonic Wave Magazine
Rafa García-Moreno

El grupo The Pauls, liderado por el mallorquín Carlos Oliver, lanza al mercado discográfico español su tercer trabajo discográfico, “Miss Tokio”, editado por su sello de siempre, el capitalino club Wild Thing. Pop elaborado de gusto clásico e inspiración contemporánea, ornamentación preciosista a la par que frescura en sus melodías, un disco que rezuma madurez y espontaneidad fruto de la experiencia que atesoran los componentes de la banda. Un disco que rinde homenaje a la santa trinidad que The Pauls alaban: McCartney, Weller, Simon.

Hablarnos de Miss Tokio, tercer y flamante álbum
Miss Tokyo es un disco espontáneo, casi vomitado, teníamos la necesidad de hacer un disco que no nos arrastrara por un camino de arreglos y mezclas complicadas, así que nos propusimos buscar la espontaneidad aunque a mitad de camino nos dimos cuenta que la espontaneidad no la encuentras, te encuentra ella a ti si le apetece , a menudo cuando estás mirando para otro lado.

Según se lee en vuestra hoja promocional, "Miss Tokio nació de la decepción"
Así es. nació del desencanto, después de un verano en Nashville de aventuras y grabaciones nos dimos cuenta que lo que trajimos no era lo que habíamos salido a buscar, probablemente nos habíamos obsesionado con un modelo de grabación muy concreto y al ver el resultado terminado simplemente no coincidió con lo que soñábamos. Eso nos decepcionó y nos hundió, en ese momento no fuimos capaces de ver más allá.

¿Contarnos cómo se gesto?
Pues fue precisamente fruto de ese hundimiento cuando decidimos hacer un disco rápido, sin buscar nada en concreto para no decepcionarnos otra vez, sobre todo sin buscar la perfección ni el adorno; así que empezamos a grabar canciones sin demasiadas contemplaciones hasta que vimos un disco terminado.

¿Qué hicisteis con las canciones que grabadas para "Clean-cut and rude" en Nashville y que posteriormente desechasteis?
El disco “Clean-cut and rude” está mezclado y guardado en un cajón, yo lo he vuelto a escuchar un tiempo después y me ha sorprendido porque me ha gustado pero su momento ya pasó, creo que ese disco sólo saldrá a la venta cuando hagamos una caja especial de diez años de carrera o algo parecido. Hay que exceptuar una canción que es “The way you want it” que está incluida en Miss Tokyo.

¿Qué tal os va en Wild Thing?
Estupendamente, funcionamos de una manera muy libre y aunque a todos los grupos nos da la impresión de que si nos apoyaran como a los Rolling Stones seríamos la ostia, a nosotros nos va muy bien y disfrutamos mucho de nuestro momento.

¿Alguna oferta de otra discográfica para editar vuestros próximos discos?
No me gusta demasiado hablar de estas cosas, no por que nadie se pueda ofender, sino por que nunca me han preocupado demasiado y mi trabajo está en el escenario y en el estudio de grabación, quizás debería darle más importancia pero soy de los que piensan que la música lo puede todo y que si la cosa no fluye como la seda es porque la música no ha ocurrido como debía, que hay compañías mejores que otras lo sabe todo el mundo, pero yo no me quiero despistar de mi verdadero trabajo que ya es bastante.

¿Qué ofrecéis en Miss Tokio que no hayáis incluido en vuestros anteriores trabajos?
Cuando uno acaba un disco suele perder toda perspectiva de lo que acaba de hacer, y es muy difícil saber que aporta que le diferencie de los anteriores, pero pienso que las canciones son más concisas y más directas que en los anteriores trabajos.

¿A qué Paul preferís McCartney, Weller, Simon?
Lo que de verdad me gustaría es ver a los tres juntos en un escenario repasando su repertorio.

06 diciembre 2007

Black Rebel Motorcycle Club, Heineken. Madrid

BRMC siempre ha sido un grupo de grandes canciones, pero no de álbumes redondos. La longevidad de los mismos, tanto en repertorio como minutaje, ha mermado en muchas ocasiones su robustez y brillantez. Por ello, su directo se convierte en la mejor baza y arma del trío de San Francisco. Su cuarto trabajo discográfico, “Baby 81”, les acercaba de nuevo hasta nuestro país y los temas de este les servia como excusa para presentarlos. Comenzaron su actuación con “Took out a Loan”, enlazado con otros temas de su cuarto disco, y tras dos horas de actuación intensa, y por momentos, hipnótica no se olvidaron de repasar todos sus discos, grandes hits (“Whatever Happened to My Rock 'N Roll”, “Love Burns”), sin pasar por alto su faceta más folk rock al igual que su vena acústica.