27 julio 2007

Serena-Maneesh


RUTA 66 - RAFA GARCIA-MORENO
Ruido como forma de energía, como vehículo para llegar hasta la experiencia mística, omitiendo la comercialidad y exorcizando las pasivas convenciones de la cultura rock. Así se podría presentar el homónimo debut de Serena-Maneesh, un disco que ha caído a plomo y de improviso en la escena musical noruega e internacional, con la fuerza de un clásico instantáneo, que indirectamente intenta poner orden en ese magma de sensaciones confusas, aunque excitantes, brindadas años antes, entre otros, por Jesus & Mary Chain, My Bloody Valentine, The Stooges, Sonic Youth, Spacemen 3, Velvet Underground y Suicide. El primer elepé de los noruegos, encomendados al riff contagioso, soluble y, a la vez, fácilmente digerible, funciona como torniquete de la apagada escena escandinava, todo un mayestático álbum de milagrosos efectos y curativas canciones. Su reensueño de sonidos parte de guitarras sangrantes, distorsión llevada a su máximo grado de sofisticación, voces diluidas en golosina, atmósferas sucias y experimentalismo ruidista, que a su vez, incluye cameos con Sufjan Stevens. La repercusión y buen hacer de sus canciones ha llegado a oídos de la discográfica Beggars Banquet, quien les ha fichado inmediatamente, lo que augura un futuro prometedor y halagüeño para esta peculiar banda encabezada por Emil Nikolaisen.



Háblanos de la historia de Serena Maneesh. ¿Qué ha cambiado desde que empezasteis?
Sólo hemos sido llevados lejos, dentro de esa espiral viciosa de excavar más profundo dentro de tu propio mundo… Bueno, ya sabes, cuanto más lejos entras en estas áreas, más susceptible te vuelves, pero conoces cosas nuevas de ti mismo. Y poniéndote al límite refinas lo que hay, eso es muy sano y a su vez descubres lo que eres y lo que no. Consigues un montón de pistas de hacia adonde dirigirte o al menos una noción. El viaje parece muy excitante.

Vuestra música tiene mucha similitud e influencias del pop ingles de los noventa.
Crecí con el blues, rock y extreme metal. Siempre he amado la melodía y también me ha gustado que la música fuera más dura. Empecé tocando el piano a los cinco años ya que mi padre me enseñó a tocarlo puesto que solía interpretar música clásica, así que me obsesioné con las melodías extrañas y los coros. Todas esas cosas están en mi subconsciente. De las bandas de pop rock hay mucho, nos hemos agarrado a cualquier cosa que hemos encontrado. Me encantaba Serge Gaigsbourg, Stooges, The Velvet Underground / Nico, Royal Trux, Buró Bacharach, Amon Ra, Düül, Neu, Can, Stereolab, Suicide, Larry Norman, Spacemen 3, Bardo Pond, Kevin shields…


La grabación del disco fue muy familiar ya que os han acompañado algunas de vuestras hermanas (Elvira e Hilma), amigos (Sufjan Stevens y Daniel Smith)...
Nos gusta llamarlo dinastía, porque lo es. Nunca sabes quien va a estar la próxima vez, espero que podamos estar todos de nuevo. Hay un grupo de gente fija que están en directo y durante la grabación, aunque en esta ultima éramos unos cuantos más. Un montón de personalidades distintas a quien realmente tengo mucho cariño. Ellos realmente pusieron su propio significado a fragmentos sutiles que para mi no lo son. Quería que la experiencia de la escucha fuera una aventura y un viaje profundo para aquellos que son pacientes, igual que lo fueron las sesiones de grabación.

Vuestra compañía ha apostado muy fuerte por vosotros ya que habéis contado con el estudio de Steve Albini y la grabación recorrió varias ciudades como Chicago, Oslo, Nueva York y Estocolmo
(Risas) Hice un plano de un viaje de ensueño. Teníamos dinero para gastar así que porque no hacerlo viajando un poco. Sabía que los chicos del Electrical Audio Studio captarían las ondas expresionistas de nuestro batería. Tuvimos una experiencia tremenda allí. La gente de Honeymilk Records fueron realmente buenos con nosotros, dándonos la libertad para hacer lo que quisiéramos. Normalmente no haces este tipo de discos en Noruega. Tomamos algunos riesgos como hospedarnos en casas de amigos, trabajamos muchas cosas nosotros mismos, etc. Acabamos sin gastar más dinero que el presupuesto medio de una banda que graba su álbum en nuestro país. Así que imagino que obtuvieron un buen resultado por el dinero empleado. Estamos acostumbrados a hacer las cosas con esta mentalidad. Debes sufrir un poco a lo largo del camino para llevarlo a cabo, pero somos muy privilegiados de haberlo podido hacer.

¿Qué cambiará ahora que habéis firmado con Beggars Banquet?
Ciertamente llevaremos nuestra mentalidad más extensamente. Beggars tiene un circuito de artistas que tienen mucha experiencia y un gran talento. No estamos operando en una multinacional y no me siento que vayamos en esa dirección, más allá de tener un compromiso o mentalidad de ventas. Creo que tener nuestra música bien distribuida en todo el mundo la hará accesible para mucha gente que entiende lo que hacemos.

¿Estamos asistiendo a una explosión del nuevo indie escandinavo? Ahí estáis vosotros junto a otros nombres como por ejemplo the Raveonettes, Radio Dept. y Shout Out Louds
Sé muy poco de lo que está pasando allí ahora mismo. Exceptuando Raveonettes, al resto sólo los conozco de oídas, no se mucho de lo que están haciendo. Esto sonará un poco arrogante, pero hay un vinculo ancestral en la historia sueca del rock psicodélico que todavía sigue vivo, como la banda 'Träd,Gräs Och Stenar' y algunas otras alrededor de este campo. Deberían estar donde estaban, es impresionante como continúan. Tuvimos algunas bandas “dark” de los 80 en Noruega, con material impresionista, que creo que son muy interesantes como Depress y Sister Rain. Pero ha habido un cambio en estos tiempos. Me siento más cercano a Darkthrone que a muchas de estas nuevas bandas de rock, llamadas “happening bands”. Aparentemente demonios buenos, felices, tristes... Mejor real que indiferente.

Vuestro disco incluye un cameo de Sufjan Stevens
Hemos sido amigos desde hace años. Yo había tocado antes en sus discos así que tenía que tocar en el mío.

Habéis sido nominados a los premios estadounidenses Independent Plug Awards, en la categoría de artista revelación.
Tienes un sueño y lo persigues. Las instituciones y los montajes alrededor de la industria discográfica están allí y lo sabes, pero nunca se convierten en parte de tu mundo hasta que comienzas a frecuentarlo. Me alegro que hubiera tan buena respuesta de la gente, pero nunca pensé que fuera a pasar hasta que las cosas suceden, y realmente es un halago. Pero al día siguiente despiertas y vuelves a hacerte las mismas preguntas, no encontrando las respuestas en un trofeo o premio. Tienes que perseguir lo que está por venir.


Que planes tenéis para el futuro mas inmediato.
Tratar de poner control a una situación caótica. Planear el siguiente capítulo. Nos encantaría venir a España, y no estoy mintiendo para sonar bien. Estuve allí una vez tocando con Ladybug Transistor. Aun recuerdo la manera que hacéis el café, la manera en que cortáis la comida... Respiré profundamente el olor de las estupendas calles de Gijón, Salamanca, Barcelona y Madrid.

Rafa García-Moreno

17 julio 2007

Josetxo Anitua, nuevamente en escena

19.Feb 2006 17.39 - Rafa García-Moreno
Sonic Wave Magazine

Una década, dos lustros, diez años, o lo que es lo mismo, ciento veinte meses han pasado desde que Josetxo Anitua diera por finiquitada su relación musical junto a Yon Zamarripa en Cancer Moon. Desde entonces no había pisado un escenario, aunque si los estudios para múltiples colaboraciones con distintas bandas. El 13 de Mayo de 2005 resucitaba en escena junto a Atom Rhumba en el Kafe Antzokia de Bilbao para celebrar los veinte años de la revista barcelonesa Ruta 66. Las constantes peticiones para que esta actuación se plasmara en disco, obligó a la compañía Noizpop a publicar, en edición limitada y presentación de lujo, este memorable acontecimiento.

Diez años sin subirte a un escenario es mucho tiempo.¿Qué has hecho musicalmente en este periodo?.
Básicamente me he dedicado a otras cosas y puntualmente, cuando me lo ha pedido gente con la que me apetecía hacerlo, he colaborado en algunos proyectos.

¿Con que artistas has trabajado?
Lo hice con Atom Rhumba en el 97 en el tema ”Con Tura Satana y Damo Suzuki”. El mismo año con Le Mans en “Sic transit gloria mundi”, en 2001 con Chico y Chica en “Cuchillito y Tenedor”, en 2005 con Akauzazte en ”Irrika” y también ese año hice una remezcla de “Gone” de Atom Rhumba.

¿Como surgió la idea de colaborar junto a Atom Rhumba en el 20 aniversario de Ruta 66?
Yo creía que había sido idea de Fernando Gegúndez, colaborador del Ruta y amigo, pero el otro día lo desmintió en la radio, atribuyendo la idea a Eduardo Ranedo, que preparó esta historia con él. Al parecer, querían que tocaran Atom Rhumba, pero éstos no querían hacer un concierto al uso, así que plantearon hacerlo con Josetxo Bicho y alguien dijo, "¿por qué no con los dos Josetxos?". Al final el Bicho declinó la propuesta y yo la acepté.

¿Quién selecciono los temas?.
Los temas los propuse yo, pero con la complicidad absoluta de Rober, que los conocía todos. Además he de destacar la sintonía que tuvimos a la hora de entenderlos y abordar los arreglos.

¿Existe la posibilidad de volver a Josetxo Anitua nuevamente en los escenarios?
Tocaré con The Pleasure Fuckers un tema en el homenaje a Kike
Turmix en la sala Jam de Bergara, el 25 de febrero. Si habrá más conciertos... el tiempo lo dirá.

¿Cómo analizarías la trayectoria musical de Cancer Moon después de diez años en silencio?
Dejamos de tocar en el 95. Creo que cubrimos un hueco que no existía cuando empezamos en el año 88. Aplicábamos improvisación y experimentación en nuestras composiciones. Hicimos una maqueta, tres
discos y una cinta. Pienso que logramos no uno, sino varios sonidos propios, pero creo que no me corresponde a mi juzgarlo o analizarlo.No soy objetivo.

¿Habría posibilidad de resucitar la banda?
Sólo en el caso de retomarlo donde lo dejamos y seguir adelante. No me gusta repetirme. Pero ha pasado mucho tiempo, no lo sé.

¿Con qué te quedarías y descartarías de la etapa vivida en Cancer Moon?
Me quedo con el placer de la música, el crearla con otras personas y no necesitar hablar, que sea la música la que hable por ti y el resultado te sorprenda positivamente. Y reniego absolutamente del negocio musical, que nos minó.

www.cancermoon.org